jueves, 26 de marzo de 2015

Besos de hormiga de Rubén Rodríguez González


Título: Besos de hormiga
Autor: Rubén Rodríguez González
Nº Páginas: 94
Editorial: Círculo Rojo

RESEÑA

¿En alguna ocasión has sentido un pinchazo de vacío y dolor en el pecho? Una falta de aire que existe sin estar, que ni se ve ni se va, solamente duele. Ahí. Dentro. ¿Lo has vivido alguna vez? Si es así, esta novela es para ti, y empieza de la siguiente forma: 

"Perderte ha convertido mi vida en una vida sin aire. No puedo más que intentar respirar. Solo me calma el recuerdo de nuestros besos de hormiga, donde tus dedos cálidos de paciencia infinita acariciaban suavemente mi mano de niño, mientras me dormía con una sonrisa de ángel. Lo recuerdo tan intensamente que, a veces, incluso parece real. Y ojalá lo fuera. En cierto modo la madurez es la marchitez de la inocencia. Ojalá aún fuera niño… Ojalá siguieras aquí."

Besos de hormiga no es una historia de amor entre insectos, no. Es la historia de un soplo de aire, de aquellas sensaciones que ahuyentan los vacíos que comprimen el pecho. Simples caricias que hacen ser lo que uno es. Es tu turno. Solamente disfruta y comparte millones de besos de hormiga.

OPINIÓN PERSONAL

El libro comienza con la muerte de Julián, el padre de Daniel. Este, tras la muerte de su padre decide irse a vivir a Oviedo con su madre, la cual se divorció de su padre cuando él era pequeño. 

Al llegar a Oviedo se va a vivir a la casa de su madre y un día decide preguntarle por que se separaron ella y su padre, y esta le dice que su padre en verdad nunca la quiso a ella, sino que estaba enamorado de otra mujer. Daniel decide encontrar al verdadero amor de su padre y empieza a buscar entre sus pertenencias y encuentra una foto de su padre con otra mujer, ambos se ven muy felices...

Finalmente Daniel, tras investigar y preguntar, se da cuenta de que... hasta aquí puedo leer, os animo a descubrirlo. :D

A pesar de todo, hay una bonita historia de amor, Daniel conoce a Penélope un día que va con su madre a visitar el laboratorio en el que ésta trabajaba. De la historia se cuenta poco y rápido, Daniel y Penélope quedaron varios días después de haberse conocido en el laboratorio y terminaron enamorándose. 

En el libro se pueden observar pequeñas historias escritas tanto por Julián 
como por Daniel (me encantaron).

El final del libro es muy bonito, así que si queréis saberlo, adelante, leedlo. ;) 

Solo le encuentro un par de pegas, una es la extensión, pienso que la historia hubiese dado para más (pero por lo que tengo oído quizá haya otro libro) y otra es la portada, pienso que quizá tire un poco para atrás, pero he de decir que NO JUZGUÉIS UN LIBRO POR SU PORTADA. :)

FICHA AUTOR




Rubén Rodríguez González es un joven Investigador del CSIC en el campo de la Biomedicina, nació en Asturias en el año 1988. Bibliófilo de nacimiento, amante de la Filosofía y la Ciencia, se estrena como escritor con su primera novela Besos de hormiga.





PUNTUACIÓN