domingo, 6 de diciembre de 2015

A todos los chicos de los que me enamoré de Jenny Han




Lara Jean guarda sus cartas de amor en una caja. No son cartas que le hayan enviado, las ha escrito ella, una por cada chico del que se ha enamorado. En ellas se muestra tal y como es, orque sabe que nadie las leerá. Hasta que un día alguien las envia por equivocacion y la vida amorosa de Lara Jean pasa de imaginaria a estar totalmente fuera de control.

Lara Jean perdió a su madre cuando era pequeña y ahora vive con sus hermanas, Margot y Kitty, y su padre. Lara tiene la costumbre de que cada vez que se enamora de un chico, le escribe una carta diciéndole todo lo que siente, para así poder olvidarlo, pero dichas cartas nunca son enviadas, las guarda en una sombrerera que su madre le regaló. Pero un dia, las cartas son enviadas a todos los chicos de los que se enamoró, a partir de entonces su vida se pondrá patas arriba. 
Esta historia está narrada en primera persona desde el punto de vista de Lara Jean. En el libro podemos encontrar relaciones, tanto reales como falsas, peleas entre hermanas, peleas de pareja...
En definitiva, el libro es corto, rapido de leer y aunque no enganche desde el primer momento, lo hace desde el momento en el que las cartas son enviadas. Lo recomiendo a todas aquellas personas que tengan ganas de leer un libro corto, rapido y entretenido.

 Jenny Han (Han como Han Solo, Han no hand como la mano) nació y se crió en Richmond, Virginia. Ella fue a la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill Y ella fue a la escuela de posgrado en la New School en Nueva York, donde recibió su maestría en la escritura para niños. 
Jenny vive en Brooklyn.
Postre favorito: pastel de arándanos
Superhéroe favorito: Buffy the Vampire Slayer
Momento favorito del día: 20:00
Artículo favorito de la ropa: calcetines hasta la rodilla
Libro favorito: El castillo soñado por Dodie Smith
Favorite padre ficticio: Atticus Finch
Si pudiera tener cualquier tipo de trabajo, me volvería a escoger el mejor amigo de Oprah o ayudante de Santa. Además, el esmalte de uñas namer, guionista de televisión, White House party planner, probador de helado.Si yo fuera una fruta, sería un melocotón.
Si pudiera tener cualquier superpoder, escogería el poder del encanto.