jueves, 19 de enero de 2017

Frases: La ciudad desolada de Ransom Riggs

     - Que supieran que la habían perdido no significaba que supieran como desprenderse de ella. 

   - Si la bruma nocturna me había enfriado el cuerpo, no lo notaba. Si el mar rugía en mis oídos, no lo oía. Si 
  la roca en la que estaba sentado era dura e irregular, no lo percibía. Cualquier cosa que no fuéramos nosotros dos resultaba una distracción

   - Incluso allí, abrazado a ella, fui capaz de encontrar cierta paz.

   - Me pregunté si aquel dolor tan extraño y tan dulce sería amor.

      En el corazón del misterio de la naturaleza yace otro misterio.

   - Donde la criatura alada no acaba nunca su vuelo.  

-  - ¿Ves esa maceta con una planta allí dentro?
La vi enseguida.
–Ahora está verde, el hielo la conserva. Pero por dentro está muerta. Y en el instante en que se funda el hielo, se volverá marrón y se descompondrá. – Me miró a los ojos –. Yo soy como esa planta
 – No – repliqué –, tú eres… perfecta.